Porque puedes diferenciarte de la competencia con lo más básico y lo más eficaz: la emoción. Un vídeo emocional corporativo puede ser lo que estabas buscando. Y es que trabajar con emprendedores de Segovia como Pablo, te permite potenciar el alcance de tu negocio y crear iniciativas de marketing muy innovadoras. Así que, si eres un emprendedor o emprendedora de Segovia, esto te interesa.

¿Tú emprendes o te escondes?

Si trabajas para ti mismo seguramente muchos días te encuentres sumido en la rutina diaria y viendo cómo vuela el tiempo sin apenas hacer otra cosa que trabajar. Llega un momento en el que incluso estamos tan cómodos en nuestro día a día que nos da pereza salir de casa, del taller o de la oficina.

Se nos olvida a veces las oportunidades que puede brindar ese curso sobre redes sociales, ese taller de marketing online gratuito o esas jornadas de formación para grupos de emprendedores de la provincia.

Y es cierto que la formación y el networking van siempre de la mano y más en una ciudad pequeña como es Segovia. Cualquier momento puede ser una oportunidad no solo para aprender, sino también para conocer a otras empresas que están en la misma situación que tú —o parecida— y con las que puedes potenciar el alcance de tu negocio.

Y porque eso precisamente fue lo que me pasó con Pablo, de Seiprod.

 

Pablo, de Seiprod, crea vídeos para mostrar lo extraordinario que tú eres y diferenciarte de la competencia

Pablo es una de esas personas que cree firmemente que algo extraordinario es posible siempre. Y que cuando encuentras ese trabajo que te gusta de verdad has encontrado tu algo extraordinario. Y eso se merece que luches por ello. Su empresa de producción de vídeos, Seiprod, es ese algo extraordinario para él. Y con su proyecto, ayuda a otros emprendedores a conseguir lo mismo: transmitir su emoción en vídeo para vivir de su pasión.

Y no te cuento más porque su vídeo lo resume todo:

 

Pablo y yo nos conocimos en un curso de la Cámara de Comercio de Segovia. Recuerdo que fue unas de esas formaciones a las que vas cuando empiezas a emprender. Así que nuestros negocios echaron a andar casi a la vez.

Me acuerdo de que aquel día empezamos a hablar de nuestras inquietudes y de todo lo que supone el tema del emprendimiento.

Coincidimos después en otros eventos del ámbito profesional y un día surgió la idea de dar más visibilidad a Blumenaria con los vídeos que crea Pablo. Y estoy tan contenta con su trabajo que he decidido hoy invitarle al blog de Blumenaria.

Pablo, ¿por qué videos emocionales?

«Creo que “emocionar” es algo completamente subjetivo. Igual lo que te emociona a ti, a mí no me emociona, o al revés.

Me gusta hacer vídeos de verdad, que sean reales, naturales y que muestren la esencia de las personas y, por lo tanto, de sus proyectos o empresas.

Parece que para mostrar profesionalidad tienes que ser serio, utilizar un lenguaje muy recto y técnico porque así parece que entiendes más de lo que estás hablando. Y sí, me parece muy bien querer mostrar profesionalidad, de hecho es necesario hacerlo, pero no a costa de perder personalidad y autenticidad. Por eso mi motivación es conseguir mostrar ese lado humano de las empresas, ayudando al empresario a expresar sus emociones.

 Para mí algo que me emociona es algo que me llega. Que me mueve algo por dentro. Que no me deja indiferente. Y lo que pretendo con los vídeos que hago es eso, llegar al espectador, que lo vea e inconscientemente, porque le ha movido algo, se le ha creado un recuerdo.

Videos para Transmitir Emoción - Seiprod

Muchos negocios se parecen unos a otros, es inevitable, porque se dedican a la misma actividad. Pero la realidad es que detrás de cada una de estas empresas hay personas muy diferentes, con sus motivaciones e ilusiones, sus gustos y su manera de ser y de trabajar.

Y eso ya hace que esa empresa sea distinta. Por lo tanto creo que hacer un vídeo en el que se le da más importancia a las emociones de los protagonistas que al “postureo profesional” ya es una diferencia en sí.»

¿De dónde sacas la inspiración para tus videos?

«Me inspiro en las personas y sus historias. Cada persona y cada historia es diferente. Algunas se pueden parecer, es verdad, pero cada una tiene su toque personal e incluso la manera de contarla y transmitirla ya hace que sea diferente.

 

Disfruto sintiendo las historias de la gente y mis propias historias. Cuando hago un vídeo busco transportar al espectador para que viva y sienta lo que está viendo. 

Quiero conseguir que el empresario se muestre tal y como es, sin querer aparentar ser perfecto, abriéndose a sus clientes y mostrando sus emociones. Que sea de verdad.

Natalia y yo nos conocimos hace ya unos cuantos años, en una jornada de networking con otros emprendedores, cuando Blumenaria aún era sólo un proyecto, una idea, una ilusión. Y en ese momento pensé: “qué vídeo más bonito se podría hacer con ella”. 

Y lo pensé por lo que Natalia me transmitió cuando me hablaba de su ilusión. Era todo pasión, alegría y ganas de hacer algo nuevo y muy personal.

Así que el año pasado, con un café entre manos, empezamos a darle forma a la idea de hacer este tipo de vídeo. Y le encantó. Así que nos pusimos a ello.» 

«Si piensas demasiado las cosas, a veces no las haces…»

Así empieza el vídeo que Pablo creó para Blumenaria. Y todo empezó tras una entrevista con él en el taller.

«Estuvimos más de 2 horas hablando. Y del audio de esa entrevista fui sacando el texto de su historia, con sus palabras y su forma de expresarse.

Porque para mí es muy importante que las palabras que utilizo en mis vídeos sean personales y lleven el sello del protagonista en cuestión, que suenen a él o ella.

Video Promoción Blumenaria Seiprod

Video Promoción Blumenaria por Seiprod

Y una vez que teníamos el texto del vídeo nos reunimos para ver cuál era la mejor forma de plasmarlo visualmente. Y fueron saliendo algunas de las escenas.

Por ejemplo, la escena del comienzo del vídeo en la que Natalia está conduciendo se me ocurrió viendo un videoclip de Vega, de su canción Después de ti. En ese vídeo Vega iba conduciendo en su coche, con la nieve de fondo. Y cuando lo vi, me hizo sentir algo que me llevó a ubicar a Natalia en su coche, reflexionando sobre su vida y lo que le había llevado a lanzarse.

Al dedicarse Natalia a las flores me pareció interesante que ella saliese dando un paseo y que en su camino se fuese encontrando con alguna flor y crease su propio ramito, simplemente porque le encantan las flores. ¡Es que son su pasión! Además, estos paseos es algo que suele hacer Natalia, así que también era una forma de meternos en un día normal de su vida.

Y luego fueron surgiendo otras escenas. Por ejemplo, cuando Natalia iba dando un paseo, al ver tantas amapolas juntas me acordé de la película Gladiator. En una de las escenas de la película, el personaje de Russell Crowe va caminando y tocando el centeno a su paso. Esa escena siempre me encantó y entonces me vino a la cabeza y me pareció buena idea recrearla.

Me inspiro en historias, en las personas, en lugares. Me gusta ver mucho cine, sentir los personajes, ver muchos vídeos, conocer otras historias… Porque eso al final va creando recuerdos en mí que luego me sirven para expresarme en lo que hago. Y en olores y sonidos también. En cualquier cosa que me ayude a transportarme a otro lugar, a vivir o a recordar.»

Con Pablo, de Seiprod, fue todo muy rodado, muy fácil

La verdad es que Pablo y yo congeniamos prácticamente desde el principio. El vídeo de Blumenaria supuso muchos meses de preparación: desde pensar el qué y el cómo hasta traducir toda la idea en imágenes. Pablo se encargó de todo: captó enseguida lo que quería hacer, la idea que quería transmitir. Y, lo más importante, supo llevarla a la práctica con imágenes que transmitieran. Porque eso era fundamental para mí y mi empresa: ¡transmitir!

Trabajar con él fue todo un lujazo en ese sentido: él elaboró el guion, se encargó de buscar los lugares, las perspectivas y dibujar, por así decirlo, las escenas.

Desde Blumenaria buscamos siempre dar visibilidad a todas las empresas con las que colaboramos. Por eso te contamos hoy la historia de Pablo, de Seiprod. Porque estoy contentísima con el resultado. Y porque un vídeo emocional contribuye de forma directa a impulsar tu negocio.

 

Video Promocional de Blumenaria

¿Quieres verlo?